Un estudio publicado en el Journal of Health and Social Behavior demostró que la razones por las cuales las mujeres en cargo de mando suelen deprimirse más que las hombres, son: los estereotipos, los prejuicios y los roles de género dominantes.

A los hombres se les suele asociar con la autoridad, reflejada en tareas como la capacidad para contratar y despedir, a diferencia de las mujeres, ya que las jefas deben lidiar con más tensiones interpersonales y enfrentarse al aislamiento social, además de vencer resistencias por parte de los subordinados.

El estudio también tomó en cuenta otros factores, como las horas trabajadas, la capacidad de los empleados y la frecuencia en que eran supervisados por un superior, por lo cual los investigadores de la Universidad de Texas también concluyeron que los hombres tienen más flexibilidad para elegir cuando empiezan y terminan su jornada laboral, en comparación de las mujeres que además tienen menos control en la oficina.

Fuente: BBC

También puedes consultar:

Mejora tu salud emocional con la curcumina

Toma estos consejos para lograr tus metas

El miedo a mujeres hermosas