Si te ha sucedido que a pesar de hacer ejercicios y trabajar constantemente los abdominales para obtener un cuerpo más estilizado, los cambios que esperas no se producen, provocándote frustración, lee con atención cuáles situaciones podrían estar saboteando tu esfuerzo:

No comer saludable: si deseas quemar grasa, es esencial que te apoyes en una dieta baja en azúcares, grasas y harinas. Aunque realices cientos de repeticiones, la dieta influye en obtener resultados finales, ya que el ejercicio te ayuda es a fortalecer y tonificar el músculo.

Trabajar un solo ángulo: varía el tipo de abdominales que haces, ya que para obtener un resultado integral debes trabajar oblicuos, recto, transverso del abdomen y erectores de la columna.

Forzar el cuello: cuando ejercitas tu abdomen, no esfuerces tu cuello; levanta el tronco. La idea es que al elevarlo el peso recaiga en esta zona y así evites lesiones.

Elevar al máximo el tronco: Para tensar los músculos abdominales y tensar esta zona, lo ideal es que subas hasta la mitad o a unos 30 o 45 grados en vez de elevar el tronco hasta tocar las rodillas. Si subes de más puedes lesionarte el cuello.

Olvidar contraer el músculo: no olvides tensar o contraer los abdominales, esto se logra hundiendo el ombligo hacia dentro durante todo el ejercicio.

Fuente: Peru.com

También puedes consultar:

Rutinas para fortalecer los abdominales

Ejercicios funcionales para la estabilidad

Recuperar la figura después del parto

Comenta y se parte de nuestra comunidad