La depresión infantil se presenta en un estado de tristeza, algunos niños se ven afectados y este puede durar hasta años si no se busca la atención médica adecuada. Este trastorno, se debe a la vulnerabilidad genética además se le suman factores ambientales y sociales. La doctora Marianella Ruíz, psiquiatra infantil y juvenil asegura: “Los episodios depresivos en niños y adolescentes pueden estar precedidos por un evento que tiene connotación de pérdida o de duelo”.

Igualmente destaca que siempre que existan antecedentes de enfermedad depresiva o de trastorno bipolar en la familia de un niño y estén presentes síntomas depresivos, debe buscarse atención inmediata.  Los familiares de los pequeños deben ser muy pacientes, no deben esperar cambios abruptos de tristeza a felicidad. La Dra. Ruíz aconseja que los padres deben evaluar las conductas que su hijo manifieste ya que cuando este sano nuevamente es ahí donde él podrá retomar el nivel de solicitudes usuales.

Para que un niño esté sano y feliz no hay una respuesta definitiva, la psiquiatra infantil y juvenil explica  que si el niño puede identificarse con ejemplos sanos en casa, seguramente será sano. Para ello es fundamental la aceptación, la autoridad amorosa en el hogar, que los niños respeten a sus padres y puedan imitar sus conductas sin temerles.

Fuente: Marianella Ruíz, psiquiatra infantil y juvenil

También puedes consultar:

Los niños heredan las emociones y creencias de sus padres

Las bebidas energéticas podrían perjudicar a los niños

Accidentes en niños

Comenta y se parte de nuestra comunidad