Un grupo de investigadores del Centro de Investigación Enrico Piaggo de la Universidad de Pisa, en colaboración con psicólogos Escuela Normal Superior de París y dentro del marco del proyecto europeo EASEL de robótica humanoide, comprobó que un robot humanoide podría enseñar a niños con autismo a reconocer emociones.

El robot, de apariencia femenina, no provocó rechazo en una veintena de niños con autismo que lo emplearon para aprender a reconocer emociones.

Daniele Mazzei, uno de los investigadores de este proyecto que se presentó en el Humanoids 2014 (Madrid) señaló: “La idea de fondo es que estos niños tienen una gran inteligencia, pero tienen problemas para percibir las emociones. Nosotros no arreglamos su enfermedad. Pero permitimos que aprendan a reconocer estas emociones usando un ser que no les provoca, por ser artificial, el rechazo que sentirían hacia un desconocido.

Agregó Mazzei que la elección de que el robot fuera mujer no es casual. “Usamos una mujer porque las terapeutas suelen serlo y porque la relación con la figura materna facilita la aceptación del niño a la máquina”.

Aunque aún no se tiene fecha para terminar la investigación, Mazzei reveló que aún quieren hacer el robot más creíble, incluirle microexpresiones faciales y movimientos dinámicos de las facciones antes de que pueda enviarse a las clínicas en las cuales se realizan terapias con estos niños.

Fuente:www.elpais.com

También puedes consultar:

VIDEO- Autismo: Signos de alerta

Neurofeedback para el autismo

Detección temprana puede ayudar a niños autistas

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad