Los padres son los principales modelos de sus hijos, quienes aprenden, en buena medida por imitación. Son los padres quienes deben fomentar hábitos alimenticios saludables para que los niños tengan una vida saludable. Así que comienza desde que son pequeños con estas sencillas medidas:

  • Consume poca sal. Utiliza poca sal en la comida que preparas y nunca pongas el salero en la mesa para que no se habitúen a añadir más.
  • Elimina el azúcar blanca y refinada. Consulta con tu pediatra a partir de cuál edad puedes comenzar a darle edulcorantes. Mientras son bebés consumen el azúcar de frutas, compotas, fórmulas lácteas y cereales.
  • Comer en la mesa y con horarios. Aunque parezca un poco difícil promover este hábito en nuestra vida moderna, comer en la mesa y en familia, así como tener horarios para las comidas, favorece la alimentación balanceada y genera muchos beneficios para la salud.
  • Elige alimentos sanos. Acostumbra a tus hijos desde chicos a comer lo más naturalmente posible. Además evita tener en casa bebidas gaseosas, jugos procesados, galletas, chucherías y alimentos procesados.

Fuente: www.enfemenino.com

También puedes consultar:

Buenos hábitos alimenticios inician desde el hogar

Los personajes de los dibujos animados animan a los niños a preferir comida no saludable

Comer en familia promueve la salud en los niños

Comenta y se parte de nuestra comunidad