Las manchas que aparecen en la piel se deben, entre otras cosas, a la exposición al sol sin protección, a la herencia, a problemas en el hígado, a la toma de antibióticos o al embarazo.

Existen distintos métodos caseros para removerlas de una manera fácil y efectiva.  Uno de ellos es a base de jugo de limón. El limón exfolia la piel y contribuye a blanquearla, sin embargo, hay que tener especial cuidado de no exponer la piel al sol de ninguna manera mientras se aplica porque puede mancharse más.

Para blanquear la piel con limón, simplemente hay que empapar un algodón en jugo de limón y frotar la mancha por cinco minutos. Luego, enjuagar muy bien con abundante agua.

Otra buena opción es el uso del aloe vera o sábila, puesto que ayuda a aclarar las manchas. Aplicando el cristal de aloe o sábila en las pigmentaciones y frotándolo hasta que la piel lo absorba, notará la diferencia. Es recomendable aplicarlo diariamente para ver resultados contundentes. Tampoco se recomienda exponerse al sol con la aplicación.

Finalmente, si las variaciones en el tono de la piel son causadas por la edad, se sugiere frotar una rodaja de cebolla en las manchas durante cinco minutos y repetir este procedimiento todos los días.

Fuente: www.diarioenterate.com

También puedes consultar:

Beneficios de la sábila

Aloe vera para el estreñimiento

VIDEO-Cebollas quita manchas en la piel  

Comenta y se parte de nuestra comunidad