Diversos estudios se han realizado sobre los potenciales beneficios para la salud del consumo moderado de la capsaicina, una sustancia que aporta el picante de algunos alimentos como los chiles, los ajíes o los pimientos.

El director en Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada (España), Jesús Rodríguez Huertas, señaló que la acción calmante de la capsaicina se debe a que “en dosis bajas y controladas actúa sobre los receptores del dolor y cambia el foco de atención engañando al sistema nervioso central”.

Entre los usos y beneficios que asocian a la capsaicina, está su empleo como analgésico en patologías como la psoriasis, la artritis reumatoide o las neuralgias. A esta sustancia química también se le atribuyen otras virtudes, desde poder anticancerígeno hasta su acción como adelgazante, pasando por cualidades de afrodisíaco. Sin embargo, Rodríguez advierte que hay que ser cauto porque lo que se conoce sobre la capsaicina es poco y aún falta mucho por investigar.

Fuente: www.20minutos.es

También puedes consultar:

Hummus de pimentón y aguacate

Sopa de pimentón rojo

Medallones de pollo al pimentón

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad