“La memoria se ha estudiado formalmente desde hace 200 años, pero todavía hay mucho que descubrir”, señaló Lila Davichi, quien forma parte del equipo de científicos de la Universidad de Nueva York  que realizaron la investigación que reveló que las experiencias emocionales ayudan a grabar los recuerdos.

La investigación arrojó como resultado que la información puede consolidarse en la mente humana cuando se relacionada con un proceso de aprendizaje emocional, según revela el estudio publicado  por la revista científica británica “Nature” y que fue difundido por la Agencia EFE.

La asociación de recuerdos a experiencias emocionales ayuda a grabarlos en la memoria y a rescatarlos después.

“Se aplicaba una descarga eléctrica en la muñeca de los participantes cuando veían ciertas imágenes. El aprendizaje en ese caso consistía en saber qué imágenes se asociaban a la probabilidad de recibir un impacto”, explicó Davachi.

Según Davachi, “elegimos este tipo de imágenes (animales y herramientas) porque eran familiares para los participantes y sabemos que están asociadas con la activación de algunas regiones del cerebro”.

El estudio reveló cómo una información aparentemente intrascendente (como la imagen de un animal), pero asociada con un impacto, se puede fortalecer si gana significado en un acontecimiento futuro.

En el experimento, en el que participaron más de cien personas, se mostró a los voluntarios 60 imágenes, de animales y herramientas, y después se repitió el proceso emparejando 30 de esas imágenes con un “choque” o impacto, equivalente a una experiencia emocional.

Fuente: Revista Científica Británica “Nature”

También puedes consultar

Grafología ayuda a liberar tus emociones

¿Eterno resplandor de una mente sin recuerdos?

Como aumentan el tamaño del cerebro

Comenta y se parte de nuestra comunidad