Cuando la gripe o los resfriados se deben a cambios bruscos en el clima, por cambio de estación o algún viaje, incluso por aire acondicionado o mojaduras, podemos prevenirla siguiendo sencillas medidas:

  • Consumir continuamente alimentos ricos en vitamina C como: naranja, limón, guayaba, y zanahoria, entre otros.
  • Abrigarse bien cuando se sale al exterior muy temprano en la mañana o tarde en la noche, incluso cuando se está haciendo ejercicios.
  • Dormir lo suficiente, por lo menos 8 horas diarias.
  • Lavarse las manos con regularidad, así como limpiarlas con gel antibacterial cuando se está en la calle.
  • Beber suficiente líquido durante el día. Se puede tomar un té de albahaca y salvia con jengibre y miel. Así como jugos naturales con perejil, manzana o mandarinas.
  • Incluir suficientes verduras y alimentos crudos en las tres comidas principales.

Fuente: www.buenasiembra.com.ar

También puedes consultar:

Menos sueño, más gripe

¿Por qué no existe una vacuna contra el resfriado?

Durante los resfriados, el cerebro trabaja más

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad