Si al comparar nuestros hijos con otros de su misma edad, notamos una gran diferencia de tamaño, es importante que lo planteemos en la consulta médica, pues un aumento de estatura no acorde con la edad del niño, podría significar que la hipófisis no está secretando suficiente hormona del crecimiento.

Al respecto, la endocrinóloga-pediátrica del Hospital de Especialidades Pediátricas y Centro Médico Paraíso, Joalice Villalobos, señaló que cuando los niños no crecen, no se debe perder tiempo, pues existe la posibilidad de corregir el problema mediante suplementos análogos a la hormona del crecimiento. Y esta terapia, que debe suministrarse antes que termine la fase de desarrollo óseo, será más efectiva cuanto más temprano se inicie.

Usualmente, los padres y el pediatra del niño son quienes observan un detenimiento en el crecimiento del niño. Sin embargo, solamente se considera que hay problemas de crecimiento por déficit hormonal cuando la estatura de un niño es de más de dos desviaciones estándar, por debajo del promedio a su edad.

El aspecto psicológico también es importante en estos casos, por ello es importante evitar las comparaciones con otros miembros de la familia o compañeros de clases, de la misma edad, pero de mayor tamaño, ya que podría traer problemas de autoestima en el niño de baja estatura.

Además de la pronta atención por parte de un especialista, Villalobos recomendó que los niños practiquen algún deporte regularmente, debido a que potencia la secreción de hormona de crecimiento, al mismo tiempo que se fortalecen la estructura ósea y el sistema cardiovascular.

Fuente: Comstat Rowland

También puedes consultar:

Acidosis tubular renal y crecimiento

Baja talla idiopática debe ser atendida

Bebidas energéticas pueden perjudicar a los niños

Comenta y se parte de nuestra comunidad