Es recomendable que las personas que padecen de condiciones degenerativas en la columna cervical no realicen actividades de alto impacto o de contacto (como karate o boxeo).







Lo que sí pueden realizar, tal como explica la médico fisiatra, especialista en columna vertebral, María Astrid Armas,  son actividades de bajo impacto como caminar, bicicleta o natación.

Pero, si la columna está estable, el paciente no tiene ninguna contraindicación para realizar alguna actividad, siempre y cuando esté trabajando su musculatura adecuadamente.

Por otra parte, indica la experta, lo principal para las personas con problemas de cervicales es fortalecer la musculatura del cuello y del tronco, mediante ejercicios  dirigidos por personal especializado en la rehabilitación de columna (Medico Fisiatra y Fisioterapeuta).

Uno de los ejercicios que se puede hacer en casa es el siguiente: en posición acostado boca arriba con las rodillas flexionadas, el paciente debe hacer una ligera flexión del cuello y separar la cabeza de la superficie del lugar sobre el que esté acostado, unos 5 cm aproximadamente e intentar mantener esa posición en principio por 10 o 15 segundos, hasta lograr 45 segundos continuos progresivamente. Luego se puede realizar el mismo ejercicio pero a la inversa, es decir, el paciente acostado boca arriba hará presión con su cabeza contra la superficie en la que está acostado, así se trabaja la musculatura posterior del cuello. Se le recomienda al paciente hacer 3 series de 15 repeticiones cada una.

Otro ejercicio que también puede ayudar a este tipo de paciente, explica la médico fisiatra, María Astrid Armas, es el siguiente: de pie, coloque un balón pequeño en la parte posterior de la cabeza contra una pared, y luego ejercer presión.

Fuente: Dra. María Astrid Armas Maes, Médico Fisiatra especialista en Columna Vertebral. www.columnaactiva.com Facebook Columna Activa Twitter e Instagram @columnaactiva

También puedes consultar:

El dolor de espalda es una molestia frecuente

Investigadores alertan sobre masajes en la cervical

Cuello, una zona olvidada







Comenta y se parte de nuestra comunidad