Las células madre o troncales son aquellas que derivan del embrión en sus estadios iniciales.

Cuando el óvulo es fecundado por el espermatozoide, se crea la primera célula con dotación genética completa, y las divisiones celulares que ocurren sucesivamente durante los primeros días del embarazo dan lugar a células hijas.

Las células madre embrionarias, que corresponden a la masa celular interna de donde provienen los tejidos fetales, puestas en placas de cultivo se multiplican de manera acelerada.

En condiciones adecuadas pueden diferenciarse a todos los tipos distintos de células de tejidos adultos, es decir, son pluripotentes (capaces de generar prácticamente todo tipo de tejidos).

Además, las células madre embrionarias pueden mantenerse congeladas indefinidamente.

Las células madre obtenidas de esta manera son incapaces generar un nuevo ser. Pero sí son capaces de diferenciarse hacia los tejidos deseados (como células del sistema nervioso o productos de insulina, músculo cardíaco y hueso).

Actualmente, la producción de nuevas líneas de células madre embrionarias humanas está regulado según las leyes de cada país.

Fuente: Revista de Libros

También puedes consultar:

Cría y preservación de células madre del cordón umbilical

Células Madre y Factores de Crecimiento

Ejercicio favorece conversión de células madre en hueso y no en grasa

Comenta y se parte de nuestra comunidad