De acuerdo con estudios realizados en Australia, hay un mecanismo que explica la transmisión de la obesidad de madre a hijo, además de las dificultades que tienen las mujeres obesas para quedar en estado y  tener una mayor tendencia sufrir de un aborto espontáneo.

Se trata de que las madres obesas pasen sus problemas metabólicos a sus bebés, por medio de cambios mitocondriales de los óvulos que ocurren antes de que se dé la concepción, según explica la bióloga genética, Rebecca Robker.

En este trabajo, los investigadores encontraron que los óvulos de los ratones de laboratorio con problemas de obesidad tenían características distintas a la de sus pares delgados. Las mitocondrias que producen la energía necesaria para la actividad celular,  en el caso de los ejemplares con sobrepeso estaban dañadas, eran disfuncionales y había menos de ellas. También hallaron menor cantidad de ADN mitocondrial en los embriones de los ratones en cuanto a tejidos del corazón, el hígado, los músculos y lo riñones.

Por otra parte, los científicos de la Universidad de Adelaida lograron revertir el daño en los óvulos de los ratones con  medicamentos que rebajaron el estrés celular, lo cual permite realizar un tratamiento para las mujeres obesas.

Fuente: http://www.20minutos.es

También puedes consultar:

Luchando contra la obesidad infantil

La mitad de la población mundial padecerá de obesidad en el 2030

La obesidad puede ser una discapacidad

Comenta y se parte de nuestra comunidad