Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) asegura que grandes dosis de vitamina C pueden reducir moderadamente la presión arterial.

Además, al ácido ascórbico o vitamina C se le atribuyen otros beneficios para la salud como mejorar la absorción del hierro, prevenir infecciones, resfriados y el escorbuto.

Los investigadores de este estudio, publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition, revisaron y analizaron 29 ensayos clínicos que contenían información sobre los valores de presión sistólica y diastólica, y que comparaban el consumo de vitamina C con un placebo.

Los resultados demostraron que se reducía la presión arterial 3,85 ml de mercurio a corto plazo con la ingesta de 500 miligramos de vitamina C al día, que es alrededor de cinco veces el requerimiento diario recomendado, mientras que a las personas con hipertensión arterial diagnosticada se les reducía a casi 5 ml de mercurio.

Esto puede relacionarse al hecho de que la vitamina C funciona como un diurético, haciendo que los riñones eliminen más sodio y agua del cuerpo, lo que ayuda a relajar las paredes de los vasos sanguíneos y, entonces, reduce la presión arterial.

¿Qué alimentos nos aportan vitamina C? naranja, lechuga, tomate, melón, lechosa, kiwi y pimentón son solo algunos de ellos.

Fuente: Fundaciondelcorazon.com

También puedes consultar:

Convivir con la hipertensión

Tal vez eres hipertenso y no lo sabes

Medicación doble ayuda controlar la hipertensión

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad