Las madres suele tener muchas dudas con respecto a sus hijos, inclusive la cantidad de preguntas aumenta en aquellas que son ejecutivas; así que aquí te dejamos lo que debes hacer-o no- para que disfrutes de la maternidad.

  1. Evita comparar a tu hijo con el de tus amigas: Los padres deben ser realistas con sus hijos entendiendo que son seres humanos que desarrollarán talentos que si son promovidos mejorarán, y debilidades que requieren de mayor trabajo para evitar problemas futuros. Así que no veas las virtudes de otros pequeños, sino las del tuyo.
  2. Busca la razón por la que sientas que tu hijo te rechaza: Si tiene una convivencia llena de enfrentamientos, deben buscar la forma de aliarse para tener mayor compatibilidad con el niño. Es importante saber que lo que pasa entre la pareja puede hacer entender al niño que no podrá llevarse bien con ninguno de los dos progenitores.
  3. No te preocupes si tu hijo juega con un amigo imaginario: Es común que antes de los tres años jueguen solos o se inventen amigos imaginarios que deberían desaparecer a los seis o siete años.
  4. Enfrenta los problemas que causan un mal comportamiento en el niño: Tratar de conocer qué causa esta actitud, hacerle entender que no es aceptable que siga así, e incluso advertirle sobre una sanción si continúa el comportamiento, puede ayudarte a resolver este problema. Debes considerar el entorno en el que se desarrolla tu hijo para saber si hay algo en el contexto que le genere rabia.

Fuente: http://esmateria.com

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad