Al consumir alcohol en cualquier evento, las personas tienen emociones como extrema felicidad, alegría o por el contrario, tristeza o decepción. Esto se debe a que las bebida alcohólicas deprimen el sistema nervioso central, zona que controla la razón, los impulsos y los pensamientos; por lo cual,  el cerebro emocional actúa sin límites y pueden darse varias emociones como la euforia, la alegría, la rabia o el miedo.

Esto explica porqué las personas que consumen algo de alcohol pueden sentirse espontáneas y expresar sus sentimientos abiertamente.

Fuente: http://www.entornointeligente.com

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad