Sobre todo durante el periodo de vacaciones hay diversos factores que pueden alterar la salud de los niños, exposición al agua, al calor, al aire, a la presión generada por viajar en coche, para evitar daños o molestias se pueden seguir estas recomendaciones:

  • Tratar que los niños no se sumerjan bruscamente en el agua pues puede entrara agua en el oído y generar otitis.
  • Explicarles que deben zambullirse lentamente en el agua, ya que la presión del agua puede causar daños.
  • Usar tapones hipoalergénicos que se adaptan al conducto auditivo sin causar molestia.
  • Evitar exposición prologada a ruidos altos (sonido de un cohete, música muy alta).
  • Racionar tiempo de uso de auriculares.
  • Fijarse que el agua de la piscina está limpia
  • Después de una tarde de piscina no utilizar bastoncillos para secar el oído.

Fuente: Gaes Junior, especialistas en audiología infantil

También puedes consultar:

¿Cómo prevenir un ahogamiento? 

Lo que debes saber de los ahogamientos secundarios 

Cuidados para bebés y adultos mayores en la playa 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad