De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Oxford -en Reino Unido- se demostró que la actividad física en mujeres de mediana edad hace que tengan menos riesgos de contraer enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y coágulos de sangre.

Los datos analizados de un millón de mujeres de 56 años de edad aproximadamente, demostró que aquellas sin historiales de cáncer, trastornos del miocardio y diabetes pueden prolongar su vida hasta nueve años más.

De hecho, aquellas que hacen ejercicio intenso tres veces a la semana, tienen un 20% menos de posibilidades de desarrollar trastornos como el sedentarismo, ya que sudan lo suficiente y hacen que el corazón trabaje más.

Fuente: http://www.prensa-latina.cu/

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad