El himen es un dolor de cabeza para miles de adolescentes, para otras quizá no tanto. Muchas dudas han surgido en torno a él, mitos y cuentos han colmado conversaciones juveniles y adultas, que aunque han tratado de ser explicadas terminan pasando por debajo de la mesa mientras siguen apareciendo cuentos e historias sobre él.

Pero, ¿qué es? Es una membrana muy delgada y elástica, ricamente vascularizada, recubierto por mucosa y que se encuentra en la entrada de la vagina.

Estas son algunas cosas para tener en cuenta:

  • Puede tener diversas formas: anular (que es la más común y es como un anillo con un orificio al medio), septado (con un tabique al medio), cribiforme (con muchas perforaciones), complaciente (muy elástico y distensible) e imperforado (debe ser abierto quirúrgicamente).
  • Debido a su elasticidad las mujeres vírgenes pueden usar tampones sin sangrar. Lo que sucede cuando se tiene relación sexual por primera vez es que el orificio del himen se agranda.
  • En la mayoría de los casos el himen es como un borde que permite con toda facilidad la penetración durante el coito, salvo que por poca lubricación o  por miedo, se torne molesto.
  • Una penetración puede ser dolorosa la primera vez, incluso para ambos, si se hace de una manera brusca y sin una lubricación vaginal, fisiológica o externa.

Fuente: Bio Bio Chile 

También puedes consultar: 

Comenta y se parte de nuestra comunidad