El cantante del grupo británico One Direction, Zayn Malik anunció que abandonaba la banda “por motivos personales” y que quería vivir una vida normal. Ahora diversos medios especulan que su separación de la popular boyband se debería un supuesto abuso de drogas y alcohol.

Según las hipótesis que se manejan en torno a esto destaca que el joven de 22 años se habría negado a asistir a un centro de atención de adicciones por lo que fue obligado a separarse de la agrupación.

“Él decidió no mantenerse sobrio y ahí fue cuando todo se acabó. Le ofrecieron todo tipo de soluciones pero Zayn no aceptó”, relató una fuente a una televisora británica.

Las fuentes indicaron que el estado del joven era en ocasiones “muy preocupante” y que originaba su ausencia constantemente en actividades del grupo.

Fuente: Informe 21 

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad