Y podemos agradecérselo a Kim Kardashian, que de melena castaña oscura pasó a rubia platino, casi blanco.

Los expertos aseguran que este proceso no es sencillo, pues es uno de los tonos más agresivos. Para conseguirlo, es necesario recurrir a la decoloración, siendo este un tratamiento muy fuerte.

Te brindamos estos tips por si quieres ir por ese look:

  • No funciona en cabellos finos, pues para conseguir ese tono, hay que decolorar el cabello 2 veces para dejarlo sin pigmentos. Los cabellos finos no suelen resistirlo.
  • Luce mejor con cabello corto, pues este tono es muy difícil de cuidar y hay que cortarlo constantemente.
  • Maquíllate de manera que crees luz y contraste en tu rostro.
  • Es necesario nutrir el cabello en profundidad, con mascarillas y aceites cada vez que te lo lavas.

Fuente: ¡Hola!

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad