El piloxing tiene numerosos beneficios para la salud, tanto física como mental; por ello resulta enormemente aconsejable practicarlo. Y es que si unimos las ventajas que proporciona el pilates con las del boxeo, descubriremos que la mezcla de ambas actividades es una fuente de salud.

Los aspectos más positivos del piloxing son:

  • Ayuda a adelgazar. Al tratarse de una actividad principalmente aeróbica, uno de sus principales beneficios es el de quemar calorías y, por tanto, moldear el cuerpo. Es una actividad perfecta para conseguir adelgazar o para mantener el peso ideal, aunque es bastante exigente y quizá, al principio, no puedas seguir todas las indicaciones del monitor o, al menos, no al mismo ritmo que otros compañeros más experimentados.
  • Fortalece el cuerpo, por lo que previene dolores musculares o esqueléticos. El trabajo que se realiza en este deporte te prepara para realizar las actividades diarias reduciendo el riesgo de sufrir cualquier tipo de lesión, ya que el cuerpo se ha ejercitado para evitarlo.
  • Potencia la flexibilidad, tanto a nivel articular como en el tronco, gracias a la parte del Pilates; mientras que el boxeo ayuda a mejorar la circulación al incrementar el ritmo cardíaco y favorecer con ello la circulación del oxígeno por el organismo.
  • El piloxing también es un refuerzo en el control corporal. Esto implica un mayor equilibrio, gracias a que estabilizamos el tronco, y además evita problemas de espalda derivados de las malas posturas.
  • El aspecto psicológico también es de vital importancia en la práctica del piloxing. El control del cuerpo requiere, a su vez, un trabajo y control respiratorio que nos ayudará a combatir el estrés; además, la parte más aeróbica de este ejercicio contribuye a la liberación de endorfinas, que nos ayudan a sentirnos mejor.

Fuente: www.webconsultas.com 

También puedes consultar:

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad