Antes de comenzar a practicarte un automasaje para aumentar los senos, procura que tus manos estén tibias, ya sea acercándolas a una fuente de calor o simplemente frotándolas entre sí o contra alguna tela.

Una vez las tengas templadas, procedes a tomar cada uno de tus senos con cada palma y a realizar círculos mediante la frotación en sentido interno. Cada uno de estos movimientos no deberían durar más de un par de segundos, por lo que deberán ser enérgicos pero sin perder la suavidad.

Realiza entre 100 y 300 de estos ejercicios a la mañana y a la noche en lapsos de entre 10 y 15 minutos.

¿Aumenta el tamaño de los senos el automasaje? 

Una vez comenzados los masajes, el organismo identificará la estimulación en las mamas y de inmediato el flujo sanguíneo se intensificará para esa zona, aportando fitoestrógenos y demás complementos que permitirán el aumento de los senos y la liberación de prolactina, una hormona responsable de estimular la producción láctea durante el embarazo y de estimular las mamas y los pezones.

Pero además de un posible incremento en el tamaño de los senos, estos automasajes permitirán tratar cualquier dolor e inflamación en la zona, reducir el riesgo de quistes, fibromas y hasta el cáncer de mama, estimular las funciones linfáticas y la expulsión de toxinas, y servir como un autoexamen diario para detectar cualquier tumor o problema en los senos.

Si al realizar estos masajes sientes molestias, dolor o alguna anormalidad, suspéndelos inmediatamente y consulta con un especialista.

Fuente: www.otramedicina.imujer.com 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad