La  piel grasa es ocasionada por las glándulas sebáceas que son alteradas por varios estímulos como las hormonas, la humedad el calor o el frote constante del cabello al lavarlo.

El cuerpo humano produce naturalmente sebo con el fin de mantener la piel saludable e hidratada. Lamentablemente cuando lo produce en exceso puede causar acné, manchas o una apariencia poco agradable. Sin embargo, existen varias soluciones que pueden controlar el exceso de grasa son tan solo algunas prácticas.

  1. Antes de limpiar tu cutis, lava bien tus manos para proteger tu rostro de las bacterias.
  2. El enjuagado deberá ser con agua tibia, ya que si lo haces con agua muy caliente la producción de sebo puede incrementar teniendo el efecto contrario.
  3. Utiliza un tónico a basa de ácido salicílico o peróxido de benzoilo en la zona T de la cara. Por su puesto, deberás evitar su uso en las zonas que las tengas más secas.
  4. Aplica cremas hidratantes y libres de aceites debido a que te ayudarán a recuperar la humedad natural de la piel. Si la piel del cuerpo estpa seca, naturalmente producirá más grasa para lubricarla.
  5. Usa cosméticos no comedogénicos, por lo general aparecen así en la etiqueta. Estos productos están elaborados a base de agua y son libres de aceites, lo que evitará a futura aparición de granos.
  6. Remueve el maquillaje antes de irte a dormir para evitar que se te cierren los poros y las bacterias se acumules.
  7. Bebe mucha agua durante todo el día para mejorar la apariencia de la piel y además, hidratarla y lubricarla.
  8. Consume alimentos ricos en antioxidantes para que tu piel mejore su apariencia y la mantenga lozana. Puedes consumir arándanos, espinacas, zanahorias, salmón y atún para conseguir estos beneficios y evitar que aumente la producción del sebo.

Fuente: http://www.noticias24.com/ 

También puedes consultar:

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad