La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud no solamente como la ausencia de enfermedades, sino más bien como un estado de completo bienestar físico, mental y social. Por esta razón, al hablar de salud laboral no señalamos exclusivamente a los padecimiento, alteraciones o a las posibles enfermedades profesionales que puedan sufrir los empleados, sino al contexto mucho más amplio y se relaciona con el bienestar, es decir, con la satisfacción en el puesto de trabajo.

Por tal razón, exhortamos a crear hábitos saludables y que incrementen tu salud y calidad de vida tanto en el trabajo como en el resto de la jornada de tu día a día.

A continuación te damos algunas manera de conservar la salud en el trabajo

Haz lo que te apasiona: beneficia a tus bolsillos y aún más a tu salud

Comparte conocimientos: Al compartir conocimientos con tus compañeros de trabajo la jornada será más amena. Podrás hablar de cosas agradable con las personas que te rodean, es otra razón para disfrutar de tu trabajo.

Consumo de café moderado te pone creativo 

Merienda, recuerda llevar una merienda saludable para mantener suficiente energía durante la jornada de trabajo.

Activate, caminar de vez en cuando es altamente vital para el cuerpo y para la salud y así evitarás la fatiga.

También puedes consultar: Claves para lidiar con las emociones en el trabajo 

Comenta y se parte de nuestra comunidad