Si mantener la monogamia en el mundo real parece difícil, imaginen cómo se ha de sentir un famoso, con tantas giras, rodajes y tiempo fuera de casa. En ocasiones, cometen un desliz que nunca pasará desapercibido. Y hay que agregar la presión de los medios, que dificulta el perdón y la reconciliación.

Desde la famosísima y clásica lucha entre Jackie Kennedy y Marilyn Monroe por el expresidente de Estados Unidos, John F. Kennedy; hasta los inolvidables cachos de nuestra queridísima Jennifer Aniston auspiciados especialmente por Brad Pitt con Angelina Jolie en el rodaje de Sr. y Sra. Smith, el mundo de los famosos nos sorprende con cada historia que no se aleja en nada a la vida de los mortales.

Otra de las más sonadas es el caso del actor Jude Law, que le fue infiel a Sienna Miller con la niñera de la casa, aunque se rumoreaba que Miller ya le había sido infiel con Daniel Craig. O la pareja que parecía inseparable, Demi Moore y Ashton Kutcher, quien le fue infiel con Sara Leal, aunque la propia hija de Demi Moore admitió que estuvo enamorada de Kutcher mientras estaba con su madre.

Y entre los infieles más recientes tenemos a Miley Cyrus, quien mientras salía con Liam Hemswoth, lo engañó con Pactrick Schwarzenegger, que terminaron hace poco. La vampirita Kristen Stewart tampoco se salva, pues engañó al guapísimo Robert Pattinson con el director de cine Rupert Sanders. Y la lista continúa, pues de tener que escribir todos las infidelidades no terminaríamos nunca.

Fuente: La Verdad

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad