La obesidad es uno de los mayores problemas de salud de este siglo; únicamente en niños de edad preescolar, esta condición supera el 30 %, según la Organización Mundial de la Salud. Según Yolanda Moguel Ordoñez, especialista en ciencia de los alimentos, esta enfermedad en infantes está relacionada al consumo no moderado de dulces, principalmente caramelos, pues contienen una cantidad bastante elevada de azúcares refinados.

La especialista agregó que usualmente la elaboración de los dulces contiene como ingrediente principal la sacarosa, cuyo consumo en exceso trae problemas para la salud por su alto índice glucémico, vinculado a la diabetes, caries, enfermedades cardiovasculares y, por supuesto, la obesidad.

Sin embargo, actualmente, como sustituto saludable a la sacarosa se están utilizando endulcorantes naturales para elaborar estos productos dulces, como la estevia. Moguel afirma que con un porcentaje de sustitución de azúcar del 60 %, se lograrían reducir las calorías de las golosinas, procurando que el sabor no varíe demasiado para que haya nivel de aceptación por parte de los niños.

Fuente: Sumedico.com

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad