Los riñones nunca se detienen un instante. Filtran, purifican, eliminan elementos extraños y exceso de sal, liberan hormonas y, a su vez, controlan la presión arterial y el importante balance de electrolitos en el cuerpo. Son muchas las personas que no recuerdan la importancia de estos órganos y sin saber, cometen excesos o simplemente no cuidan sus hábitos de vida. Al final, llega un momento en que surgen los problemas.

Si tienes a tus riñones, podría ser bueno que los limpiaras. Consulta con un médico especialista y aplica alguno de estos remedios caseros:

Bicarbonato

bicarbonato-equilibra-acidez-a-tu-salud

El bicarbonato actúa como un electrolito de origen natural, que nos permite controlar y regular la acidez de la sangre (nivel del pH). Cuando tenemos un problema de riñones es muy habitual que padezcamos lo que se conoce como una acidosis renal que altera el correcto funcionamiento renal. El bicarbonato de sodio nos va a permitir mantener un equilibrio óptimo evitando dicha acidosis, además de esto, cuidará de que no se produzcan piedras, mejorando además la funcionalidad de los riñones. Sería pues ideal que tomaras un vaso de agua con una cucharadita pequeña de bicarbonato disuelta, tres veces a la semana.

Vinagre de manzana

Vinagre-de-manzana-a-tu-salud

En este caso, el vinagre de manzana posee un ácido que es beneficioso para los riñones. A simple vista te puede parecer contradictorio ya que lo que no deseamos es elevar el nivel de acidez de la sangre, pero lo que en realidad hace el vinagre de manzana es favorecer la digestión y ayudar a depurar y desintoxicar. Vale la pena entonces tomar después de tu comida principal un vaso de agua con una cucharada pequeña de este remedio.

Hierbas naturales

diente-de-león-a-tu-salud

La fitoterapia es un mecanismo ideal para limpiar tus riñones, filtrar, desinflamar y evitar que se vayan formando cálculos renales. ¿Y cuáles son las mejores plantas para tomar un buen té o infusión a media tarde? Toma nota:
Albahaca, es un excelente tonificador de los riñones, perfecto para evitar las dolorosas piedras. Puedes hacerte una infusión con 5 hojas y después, añadirle una cucharada de miel.
Diente de león: Una de las mejores hierbas para cuidar de nuestras digestiones, hígado y riñones. Es una de las mejores depuradoras de toxinas. Basta con hacer una infusión con dos cucharadas y dejar hervir por 15 minutos. Una vez al día, perfecto.
El jengibre: si eres una apasionada del jengibre estás de enhorabuena. Se considera una de las mejores raíces naturales ideales para tratar aspectos como inflamaciones, dolores, infecciones… además depura y fortalece hígado y riñones.

 

Frutas y jugos

jugo-patilla-a-tu-salud

Sandía: se la considera una fruta curativa y un medicamento natural para el riñón. ¿Y por qué? porque dispone de mucha agua y ante todo, porque nos permite limpiar los tejidos y la sangre. Recuerda que es mejor consumirla fresca.
Jugo de granada: Gracias a sus propiedades astringentes y sus virtudes ácidas hacen de este jugo esa pieza indispensable que no puedes pasar por alto.

 

Aceite de oliva con limón

olio e insalata

Como ya sabes, el aceite de oliva es rico en ácido oleico, un ácido con virtudes antiinflamatorias perfectas para cuidar de nuestro organismo. Otro dato a tener en cuenta es que dispone de grasas monoinsaturadas perfectas para evitar y prevenir la oxidación. Si mezclas esa cucharada matinal con unas gotitas de jugo de limón, estarás luchando para evitar, además, los cálculos renales. Así que, ¿y si empezamos ya a ponerlo en práctica?

Fuente: http://mejorconsalud.com

También puedes consultar:

¿Los niños sufren de cálculos en los riñones?

Cuidar los riñones protege al corazón

Trasplante de riñón: ¿Cuándo es necesario?

Comenta y se parte de nuestra comunidad