Las personas que corren con frecuencia aumentan drásticamente la expectativa de vida, incluso aquellas que se ejercitan por períodos cortos de 20 minutos, dos o tres veces a la semana.

Un estudio realizado en 2012 por un grupo de científicos del Hospital Universitario de Bispebjerg, en Copenhague, analizó a unos 2 mil corredores daneses durante más de 40 años. Al término del estudio determinaron que los hombres que solían correr entre 60 minutos y 2,5 horas a la semana, divididos en dos o tres períodos, vivieron en promedio 6,2 años más que aquellos que no lo hicieron, mientras que las mujeres alargaron su expectativa de vida a 5,6 años adicionales.
Los científicos encontraron a mil 116 hombres y 762 mujeres y compararon su longevidad con la de los participantes que no corrían.
“Podemos decir con certeza que correr regularmente incrementa la longevidad. La buena noticia es que no es necesario llevar a cabo mucho esfuerzo para cosechar los beneficios”, expresó el doctor Peter Schnohr, quien dirigió el estudio.
Los científicos, quienes presentaron los resultados en la Conferencia de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC) que se celebra en Dublín, Irlanda, señalaron que para ver resultados no es necesario trotar a gran velocidad, basta con llevar un ritmo lento o promedio.

Fuente: BBC 

Comenta y se parte de nuestra comunidad