Según el doctor Juan Carlos Méndez, médico cirujano y experto en medicina antienvejecimiento, entendemos a la edad cronológica como “la edad de la cédula”, es decir, el número de años que hemos vivido, esto es irreversible.

A la edad biológica la conocemos como “la edad de las células”, que corresponde a los años que tiene nuestro cuerpo, esto si se puede prevenir y hasta revertir. Nuestros hábitos, la alimentación y nuestro entorno, son algunos de los factores que influyen en nuestra edad biológica, conocer bien estos componentes nos ayudarán a determinarla.

El envejecimiento es un proceso totalmente normal, pero si la persona se deja llevar por esa inercia, puede envejecer prematuramente y sufrir consecuencias como enfermedades y padecimientos. En cambio, si la persona ha tenido y tiene buenos hábitos, se mantendrá joven y saludable; sabrá manejar el estrés y será productivo.

felicidad-a-tu-salud

¿Cómo hacer para que nuestra edad biológica sea menor que la edad cronológica?

El break point se da en las personas a los 49 años, es una segunda adolescencia porque empiezan los dolores corporales, la menopausia, la andropausia, entre otros factores. La edad óptima es a los 28 años, el cuarto septenio, puesto a que cada 7 años somos seres nuevos. A los 28 años, tenemos potencial físico, laboral, sexual, mental, etc. El problema, es que allí empieza el envejecimiento biológicamente hablando, pues la hormona de la juventud y la de crecimiento empiezan a bajar a una velocidad de 1 o 2 por ciento al año. Por eso, a los 49 años (séptimo septenio), se tiene entre 20 y 40 por ciento menos de esa hormona.

La longevidad también depende de factores genéticos (en un 30 %). Pero, si se logran manejar bien la epigenética (influye en un 50 %), que son factores condicionantes como la alimentación, el estilo de vida, el sueño y la recreación periódica; y los factores desencadenantes del envejecimiento (influyen en un 20 %) que van relacionados con el estrés, la persona logrará prolongar efectivamente su juventud.

Depende de nosotros que nuestra edad biológica avance lentamente. La recomendación es seguir religiosamente las claves de la longevidad, que corresponden a una alimentación sana y balanceada, hacer actividades físicas, sueños reparadores, y recreaciones periódicas, el manejo del estrés y el cuidado del medio ambiente (hogar, ciudad, país).

Fuente: Juan Carlos Méndez, médico cirujano experto en medicina antienvejecimiento

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad