Foto Referencial

Los abuelitos tienen un riesgo mucho mayor de sufrir heridas y lesiones, incluso estando en casa, por eso es importante adecuar los espacios y evitarles riesgos cuando viven con nosotros.

El portal web enplenitud.com ofrece 10 consejos sencillos que podemos adoptar para garantizar su seguridad:

  1. Los pisos deben tener una superficie no resbaladiza. Se deben evitar las alfombras retráctiles, ya que pueden hacer que una persona se tropiece y se caiga. También, si las alfombras son grandes, deben estar adheridas al piso.
  2. Que sus zapatos sean adecuados. Los zapatos deben ajustarse bien a los pies y proporcionar el correcto apoyo. Las suelas no deben ser resbaladizas, por lo que la mejor elección son las que tienen superficies corrugadas.
  3. Todas las habitaciones deben tener una buena iluminación. Poner lámparas en el dormitorio, el vestíbulo y el cuarto de baño, para lograr una visión clara, certera y precisa, es importante porque muchos abuelos se levantan al baño o a la cocina y para no molestar evitan encender las luces principales.
  4. El inodoro y la bañera deben tener barandas. Así podrán ayudarse a levantar y sentar. Pon también una alfombra de goma en la bañera para prevenir resbalones. Coloca también un termómetro para saber la temperatura del agua caliente, ya que la piel de los adultos tiene menos sensibilidad, y, al no sentir el correcto calor, hay más riesgos de sufrir una quemadura.
  5. 5. Los controles de los aparatos de la cocina deben ser fácilmente visibles y accesibles. De esta forma, evitarán confusiones y problemas al manipularlos. Los extintores de incendio, por su parte, deben estar cerca del horno.
  6. Verifica todos los aparatos eléctricos en el hogar. Mira sus cables y tapones. Sólo usa cables y alambres con cobertura aislante. Asegúrate que ninguno de los aparatos esté cerca de lugares por donde corra agua, como por ejemplo los lavabos, fregaderos y bañeras.
  7. Coloca alarmas de incendio en todo el hogar. Checa sus pilas y baterías regularmente. Además, cerciórate de que todas las salidas estén accesibles y sus caminos sin desórdenes que obstaculicen la evacuación.
  8. Coloca el teléfono en lugares de fácil alcance. Ten al lado o pegado en los mismos, una lista de todos los números de emergencia escrita con letras y números grandes, que se puedan ver fácilmente. Una buena opción, sería utilizar un teléfono inalámbrico que pueda transportarse por toda la casa, incluso al baño.
  9. Verifica los mosaicos flojos en cualquier parte de la casa. Ante cualquier movimiento de los mismos, efectúa una rápida reparación. Trata también de instalar barandas en la entrada de la casa, para proporcionar apoyo y equilibrio, así como una buena iluminación, que permita moverse con tranquilidad cuando llegue al hogar tarde por la noche. Esto es especialmente importante en las escaleras.
  10. Asegúrate de que no exista ningún hoyo en las áreas con césped o tierra. Verifica también en el jardín la presencia de alambres o tubos expuestos que puedan provocar alguna caída. Mantén el césped cortado y limpio de malezas.

También puedes leer:

Obesidad en adultos mayores propicia más discapacidad

¿Cuál es el principal problema de salud de los adultos mayores en Latinoamérica? / Dr. Luis Moch

10 consejos para alimentar a los adultos mayores

Comenta y se parte de nuestra comunidad