Al practicar running, es esencial que prestes especial atención a tu hidratación y tu nutrición, pues son primordiales para llegar óptimamente al entrenamiento o competición, y también al finalizar. Debes conocer tu cuerpo y saber qué alimentos necesita para rendir de forma eficiente en tus actividades.

  • Antes de entrenar

Lo ideal es que comas entre 30 y 60 minutos antes de iniciar el ejercicio. Es importante ingerir carbohidratos en proporciones adecuadas que aporten energía suficiente para evitar el desgaste físico. Algunos de estos alimentos pueden ser:

  • Cuajada con pasas, miel, arándanos y una barrita de cereales.
  • Café con leche, un sándwich pequeño de queso y jamón y jugo de naranja.
  • Yogur desnatado o vegetal con frutas y cereales integrales.
  • Jugo de remolacha, pan intengral con miel, café y plátano.
  • Después de la carrera

No consumas dulces, grasas, ni frituras. Debes consumir frutos secos para evitar posibles calambres, carbohidratos de rápida absorción, proteínas de fácil digestión, bebidas energéticas, barras de cereal y yogur. Te recomendamos:

  • Ensalada de garbanzos o huevo duro.
  • Tortillas de arroz o avena con mermelada de frutas y queso fresco.
  • Taza de leche con copos de avena.
  • Hervido de papas con atún o pollo.
  • Arroz o pasta con aceite y atún, pollo o pavo.

Fuente: El Mundo

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad