Al comenzar a hacer ejercicios, muchas personas dejan de tener en cuenta algunos aspectos que podrían resultar perjudiciales. Toma nota de cuáles son:

1. Mala alimentación 

Muchas personas incorporan el ejercicio físico a sus rutinas diarias con el objetivo primario de perder peso, por lo que ese cambio de estilo de vida suele ir acompañado de una dieta alimenticia. El problema radica en que por lo general la persona no acude a un nutricionista titulado, sino que adopta dietas que le han recomendado otras personas o han conocido a través de prensa e internet.

Todo individuo que practique deporte de manera regular debería llevar una dieta equilibrada, que incorpore los principales grupos nutricionales, incluyendo proteínas, frutas y verduras frescas, cereales y granos, y grasas saludables.

También es importante mantenerse hidratado antes, durante y después del ejercicio.

2. Poco descanso

Los expertos recomiendan que una persona promedio duerma entre 6 a 8 horas diarias. Pero para cualquier individuo, y más si éste realiza actividad física regular, es importante tanto la cantidad, como la calidad del sueño, ya que mientras dormimos se produce gran parte de la recuperación muscular de nuestro organismo, y es una etapa fundamental dentro del triple proceso de entrenamiento, asimilación y mejora.

3. Saltarse el calentamiento 

En ocasiones, por desconocimiento o falta de tiempo, el deportista principiante se salta el calentamiento, con lo cual, disminuye su rendimiento deportivo y aumenta el riesgo de lesionarse.

4. Equipo inadecuado 

Independientemente de la modalidad deportiva que se practique, se debe tener el equipo adecuado. Por ejemplo, unos zapatos apropiados para caminar o correr. Un calzado inadecuado además de ser incómodo, puede causarnos inoportunas lesiones.

 

Fuente: La Estrella de Panamá 

 

También puedes consultar:

Ejercicios de 2 minutos cada media hora para mejorar la salud

Ejercicios para hacer en pareja

3 ejercicios con fitball

 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad