El director del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, el que más cerca está de convertir en realidad la vacuna del VIH, explicó que tras los buenos resultados de la vacuna en simios, comenzarán a probarla en humanos a partir de 2016, con el objetivo de poderla aplicar en toda la población en el 2020.

La vacuna, pensada para curar la enfermedad aunque no para prevenirla, se comenzará a probar en 200 voluntarios, personas con infección reciente demostrable, que hayan iniciado el tratamiento con antirretrovirales en los primeros seis meses tras la transmisión del VIH.

La primera fase de esta prueba durará un año y tendrá como objetivo testar la seguridad y la capacidad de los voluntarios  de inducir una respuesta inmunitaria fuerte y duradera. La segunda, durará entre un año y un año y medio, y evaluará la eficacia de la vacuna para conseguir una cura funcional, es decir conseguir que el virus no rebrote tras la retirada de la medicación antirretroviral.

La nueva vacuna es la primera desarrollada en base a la respuesta inmunitaria que presentan un grupo reducido de personas capaces de controlar el VIH sin tratamiento antirretroviral y la que ha conseguido, hasta el momento, eliminar el virus por completo en ratones y macacos. Además, su diseño se ha optimizado para que pueda ser efectiva en virus muy mutados y que resultaban más resistentes a las vacunas previas.

Fuente: La Razón 

También puedes leer:

Prueban vacuna experimental del VIH en Sudáfrica

Una píldora podría prevenir el contagio del VIH entre homosexuales

Llamas contra el VIH