La Anglia Ruskin University realizó recientemente un estudio que concluyó que las personas que tienen sexo con frecuencia, ganan un 4.5% más que las personas que no.

Según una declaración hecha por el doctor Nick Drydakis al periódico británico “The independent”, el estudio indica que las personas necesitan sentirse amadas sexualmente por otros y la carencia de ello, los convierte en personas que suelen sentirse solas, ansiosas y deprimidas y por ende su vida laboral se ve afectada.

De igual modo, Drydakis afirma que el estudio concluyó en hay una relación entre los salarios más bajos y las personas que tienen menos sexo: “Tener menos sexo puede provocar menores ganancias, y tener menos ingresos también conduce a que la persona quiera tener menos sexo”.

El estudio fue publicado en The Internacional Journal of Manpower.

Fuente: Zócalo 

También puedes consultar:

Más sexo no siempre es mejor

Sexo tántrico, ¿Te atreves?

Las ventajas de practicar sexo lento

Comenta y se parte de nuestra comunidad