El estrés intenso y continuo suele pasar factura a la salud. Insomnio, tensión muscular, ansiedad e irritabilidad, son los síntomas más leves, ya que un estrés prolongado puede ocasionar trastornos de salud severos.

Sin embargo, bien manejado, un poquito de estrés puede convertirse en un aliciente e incluso, en un  buen compañero, porque cuando estamos en una situación de riesgo, la tensión que produce el estrés activa una serie de  mecanismos en el organismo que nos  permiten reaccionar –y no quedarnos paralizados- ante lo que percibimos como peligroso.

Así lo explican en la web de Sistema de Salud Pública del Reino Unido: «El estrés genera una explosión de hormonas en el cuerpo, que se liberan para que el individuo pueda manejar amenazas o eventos que ocasionan mucha presión. Es lo que se conoce como la respuesta de lucha o huida”.

Por tanto, podría decirse que un poco de estrés es bueno porque:

  1. Actúa como Herramienta de sobrevivencia

Ante cualquier evento que el cuerpo perciba como peligroso, se inicia la llamada “respuesta ante el estrés”. En términos médicos, esto equivale al Síndrome de Adaptación General, descrito en el British Medical Journal en 1950.

  1. Agiliza las funciones cognitivas y la respuesta del cerebro

Según una investigación realizada por la Universidad de Berkeley (California, Estados Unidos), “siempre se piensa que el estrés es malo, pero cierta cantidad es buena para lograr que el cuerpo alcance el nivel óptimo de alerta y opere de la mejor manera posible». «Eventos intermitentes y estresantes son los que mantienen al cerebro en alerta, y el organismo siempre reacciona mejor cuando está alerta».

  1. Estimula el sistema inmunitario en el corto plazo

Un poco de estrés puede ayudar al organismo a combatir las bacterias. Así lo explicó el doctor John Whyte en un artículo publicado en The Huffington Post: «Si te enfermas, el estrés hace que se generen hormonas con el objetivo de combatir gérmenes y similares».

  1. Fortalece el carácter

Estudios citados en un artículo publicado por The New York Times señalan que si la gente procesa el estrés con un enfoque positivo, puede aprender a manejar sus efectos de una mejor manera. «Incluso los eventos más traumáticos y estresantes pueden ayudar a las personas a crecer porque les permite desarrollar su fortaleza mental, buscar nuevas perspectivas y generar vínculos con los demás», indica en el artículo Alia Crum, profesora de psicología de la Universidad de Stanford (Estados Unidos).

Fuente: El Diario 

También te puede interesar:

Tres aplicaciones para desestresarte

¡Desestrésate en la oficina!

Conoce cuáles son los efectos positivos del estrés

Comenta y se parte de nuestra comunidad