Debemos observarnos bien ante un espejo y darnos cuenta que forma de cuerpo tenemos, según la siguiente clasificación. Con ello lograremos hacer los ejercicios que mejor nos convengan según nuestra apariencia. Además, el tipo de cuerpo determina la distribución de la grasa; al saber nuestro tipo, será más sencillo determinar que zonas deberíamos de trabajar más.

Forma de pera

Son personas de hombros estrechos, espalda delatada y una cintura sutil con cadera grande. La predisposición es de acumular grasa en el trasero y los muslos.

El objetivo consiste en reducir la parte inferior del cuerpo y agrandar la superior. Realiza cardio de bajo impacto, pueden ser caminatas, bicicleta o elíptica. Para la parte superior es recomendable realizar natación, ya que agrandará tu espalda y adelgazará las piernas y caderas.

Forma rectangular

También se le llama forma cilíndrica. Es un cuerpo recto, sin diferenciación en la cintura ni curvas marcadas. El tamaño de los hombros es el mismo que el de las caderas y la cintura está muy poco marcada, normalmente con grasa abdominal. Suelen ser personas delgadas y atléticas.

Para este tipo de cuerpos, es primordial reducir un poco la cintura y agrandar la parte superior e inferior del cuerpo para crear curvas. Para estas personas no es necesario hacer tanto cardio, dos o tres veces por semana es suficiente. Lo que si se les recomienda es hacer pilates. También hacer ejercicios duros con resistencia para agrandar piernas y glúteos, al igual que espalda, hombros y pecho.

Forma de reloj de arena

Es el tipo de cuerpo femenino más sencillo de mantener, pues ya existe armonía en la silueta. Los hombros son anchos, con disminución en la cintura y una cadera proporcional. Es una forma equilibrada y proporcionada, sin embargo, muchas veces se acumula grasa en el pecho y las caderas.

Lo que se desea es mantener las proporciones y reducir la grasa. El cardio se debe realizar según el peso, el trabajo se enfoca más en la definición de todo el cuerpo para lograr la simetría natural. Se pueden hacer clases de baile, correr o pilates 3 o 5 días a la semana.

Forma de manzana

Es una forma redonda y voluptuosa, sin definición en cintura. La zona central del cuerpo es ancha y redonda, con grasa en el abdomen, cintura y espalda. El pecho es grande, y los hombros y brazos pueden ser gruesos o delgados. Las piernas  y caderas tienden a ser delgadas.

Lo que se desea es adelgazar la zona del abdomen y la cintura, definir los brazos y agrandar las piernas. El cardio de alto impacto es perfecto para este tipo de cuerpo. Te conviene subir escaleras, andar en bicicleta o montarte en una elíptica con alta resistencia. Puedes hacer cardido unos 4 o 5 días a la semana en sesiones de 30 minutos como mínimo. No olvides ejercitar tus brazos haciendo ejercicios con ligas o mancuernas. Recuerda cuidar la alimentación.

Triángulo invertido

Los hombros y la espalda son anchas y predominantes, mientras que la cadera es angosta y las piernas delgadas. Se recomienda agrandar la zona inferior del cuerpo para equilibrar la figura. Esto se puede realizar haciendo cardio de alto impacto 3 días por semana entre 30 y 40 minutos.

Fuente: comeconsalud.com

También puedes consultar:

Video. Ejercicios para reducir la cintura

Ejercicios con vibraciones son una excelente opción

Ejercicios para ganar flexibilidad