José Luis Rojano y Jordi Claramonte, dos jóvenes cordobeses que viajaron a USA, decidieron emprender un proyecto de fabricación de chicles funcionales, tras conocer los chicles que utilizan los marines en las misiones especiales.

Tras años de investigación e innovación, los jóvenes emprendedores desarrollaron una amplia gama de chicles  energéticos, saciantes y vigorizantes.

Los chicles son elaborados a base de productos naturales, tienen Stevia como endulzante natural y un sabor agradable.

Además, añaden los inventores, que al presentarse en formato chicle, los principios activos se asimilan mediante la mucosa bucal, consiguiendo un efecto instantáneo.

Fuente: ABC

También puedes consultar:

Confitería funcional: una apuesta saludable

Menos publicidad de comida chatarra podría acabar con la obesidad 

Enfermedades causadas por comida envasada 

Comenta y se parte de nuestra comunidad