El actor de 44 años, afamado por haber interpretado a Xander en Buffy the Vampire Slayer (Buffy la cazavampiros), inició el lunes un tratamiento en un centro de rehabilitación en California para solucionar sus problemas de depresión, alcoholismo y abuso de sustancias.

Quien hizo el anuncio a través de la cuenta en Facebook de Brendon fue su representante. Según esta publicación, Nicholas Brendon evaluó varias opciones de tratamiento desde su detención en octubre de 2014, incluyendo los servicios de terapia y los ambulatorios antes de optar por la rehabilitación.

“Nicholas está emocionado por la cola de oportunidades que vienen con la recuperación”, dijo su mánager a The Hollywood Reporter.

“Él sabe que será un camino largo y difícil, pero él es feliz. Está recibiendo la ayuda que necesita. Nosotros lo apoyamos 100%”, agregó.

El actor, igualmente conocido por sus papeles en Criminal Minds y Private Practice.

Fuente: LaPrensa

Comenta y se parte de nuestra comunidad