Para los amantes de la lectura y de la información que les ayude a mantener un buen estado físico, les dejamos tres grandes libros que, sin lugar a dudas, te dejarán enseñanzas valiosas:

Tu primera sesión de pilates, de Alejandra Vidal

¿No te decides nunca a probar el pilates? Seguro que alguna amiga te ha hablado maravillas de esta práctica que aúna la mejora de tu condición física con buenas dosis de relajación… El libro Tu primera sesión de pilates puede ser la mejor puerta de entrada a una manera fantástica de ponerte en forma sin tener que enfrentarte de pronto a otras prácticas que requieren grandes condiciones físicas, y con las que fácilmente acabarías tirando la toalla.

Dietas saludables del mundo, de Mª Isabel Beltrán Margarit

Olvídate del tono terapéutico que suelen tener los libros para adelgazar: Dietas saludables del mundo podríamos definirlo más bien como un particular libro de viajes, aunque por el camino descubrirás muchas cosas para mejorar tu mesa, seguro.

Adaptándose a las diferentes condiciones de clima, geográficas y culturales, los pueblos van creando su propia dieta, configurando a menudo grandes hallazgos en cuestiones gastronómicas. Dietas saludables del mundo se detiene en concreto en cinco de ellas: la mediterránea, la atlántica, la nórdica, la japonesa y la vegetariana. Y todo ello, con recetas tan apetecibles como la musaka mediterránea, las bakad potatis (patatas rellenas) nórdicas, la tempura japonesa o las pakoras vegetarianas.

La dieta del sushi, de Makiko Sano

Un libro muy apropiado no sólo porque gran parte de tus planes con amigas acaben con una bandeja de sushi en el centro, ni porque nunca deje de sorprendernos la cocina nipona… ¿Es que no te has preguntado por qué las japonesas están siempre tan delgadas y tienen ese cutis tan envidiable y brillante? Por no hablar de que es uno de los pueblos más longevos del mundo… En efecto: ¡el secreto está en la mesa!

La dieta del sushi te propone calcular tu meta diaria de calorías, dependiendo de si quieres perder peso o mantenerlo. Una vez fijada, basta con sustituir una de las comidas que haces al día por platos japoneses. Y, por si quieres convertirte en toda una sushiwoman, el libro incluye técnicas para preparar sushi fácilmente, cómo cortar las verduras y consejos para elegir y cortar el pescado.

Fuente: www.enfemenino.com 

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad