Las patologías del sueño como la apnea, de la que sólo uno de cada cinco enfermos está diagnosticado, o el insomnio están directamente relacionados con enfermedades como el cáncer o la hipertensión, según apunta el primer Tratado de Medicina del Sueño, editado en castellano por la Sociedad Española del Sueño.
La Sociedad Española del Sueño (SES) ha presentado este tratado, que pone de acuerdo a los más de 200 principales especialistas y divulgadores médicos que estudian el sueño para crear un compendio que analiza los hábitos del sueño de los ciudadanos, la situación actual de la medicina del sueño y las principales patologías o derivaciones de una mala salud al dormir.
El tratado ha sido promovido, entre otros, por el presidente de la SES, el doctor Joaquín Terán, del Hospital Universitario de Burgos; el doctor especialista en las patologías respiratorias del sueño José María Montserrat, del Clínic de Barcelona; el doctor Francisco Javier Puertas, del Hospital de La Ribera; y el director del Instituto de Investigaciones del Sueño de Madrid, el doctor Diego García Borreguero.
El grupo de especialistas ha destacado que el tratado pretende ser un punto de reunión multidisciplinar para agrupar tanto a neurólogos, neurofisiólogos, enfermeros o psiquiatras para que todas las disciplinas médicas partan desde la misma base en el momento de analizar cómo duermen y qué derivaciones en la salud pueden tener los malos hábitos o patologías del sueño.
La apnea del sueño, por ejemplo, es una patología que sólo se puede estudiar o diagnosticar cuando el paciente se encuentra durmiendo, algo que a priori puede resultar complicado si éste vive solo o no está precavido, aunque los principales síntomas de la enfermedad pasan por un cansancio excesivo durante el día, hipertensión o somnolencia constante.
«La sociedad entiende el tiempo del sueño como algo ineficaz, que no da dinero y que se puede recortar, y a la larga, con esto, estamos recortando nuestra calidad y cantidad de vida», ha explicado el presidente de la SES en un encuentro con los medios.
De hecho, según el doctor Terán, recortar el tiempo de sueño implica un incremento de la obesidad, «especialmente entre los niños y los adolescentes», de las enfermedades cardiovasculares y de la aparición de tumores.
Fuente: www.lavanguardia.com 

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad