Gracias a una iniciativa de la Asamblea General de las Naciones Unidas, cada 15 de junio se conmemora el Día Mundial de Toma de Conciencia de Abuso y Maltrato en la Vejez. La ONU considera que esto es un problema social mundial que afecta la salud y los Derechos Humanos de millones de personas mayores, que merecen la atención de la comunidad internacional.

 

adultos-mayores-maltratado-a-tu-salud

 

 

En América Latina los países con mayor índice de violencia son Colombia, Brasil y Panamá, donde se reportan anualmente más de 102 mil casos de extrema violencia, de los cuales un 38% de los maltratados son adultos mayores, mientras que en Argentina y Chile se estima que más de 33.600 adultos mayores sufren algún tipo de violencia dentro del seno familiar.

Los propios hijos, los mayores victimarios.  El 44,4% de los adultos mayores tiene como principales victimarios a sus propios hijos; el 14.6% a los cónyuges; el 9,7 a la pareja actual (afectiva y/o sexual) y el 17% a otros familiares (nuera, yerno, entre otros). Es necesario destacar que las edades de los hijos/as agresores fluctúan entre 26 y 45 años y son en un 68% varones.

En el ámbito familiar el tipo de violencia que mayoritariamente se ejerce contra los adultos mayores es el maltrato psicológico hasta en un 95%. La agresión más frecuente incluye los insultos (85%), la humillación y la desvalorización (66.3%), las amenazas de muerte (40%) y el rechazo no están exentos de la violencia física. Las bofetadas, empujones, puntapiés y puñetazos son las formas de agresión más frecuentes. La violencia familiar y sexual tiene como principal víctima a la mujer.

adulto-mayor-maltratado-a-tu-salud

Los factores que hacen del adulto mayor una persona vulnerable frente al maltrato son la pérdida del rol social, la baja autoestima, los niveles de dependencia derivados de algunas patologías, los bajos niveles de ingresos económicos que los obliga a vivir con otros o a depender económicamente de ellos.

Es entonces muy importante recordar el rol fundamental que ellos desempeñan en la sociedad y lo indispensable que resulta que esos derechos.  El desafío es la construcción colectiva de políticas dirigidas a una sociedad envejecida, que garanticen el goce de los derechos y la inclusión social de las personas mayores.

Fuente: Tiempo Sur 

 

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad