Además de ser un clásico en las dietas de adelgazamiento, las berenjenas nos permiten optimizar las funciones del hígado y protegen nuestra salud cardíaca. Hace un tiempo se consideró a las berenjenas como un alimento tóxico. Dado que posee “solanina“, un tipo de alcaloide que puede hacernos daño solo si consumimos berenjenas crudas y altísimas cantidades, lo cual es improbable.

Luego que tuvieron en cuenta los grandiosos beneficios de estos vegetales, se convirtieron en un algo indispensable en nuestra alimentación.

La berenjena es un tesoro natural de propiedades para la salud, es rica en nutrientes y muy pocas calorías, de ahí que sea el complemento ideal en las dietas de reducción de peso. Y por su sabor nos ofrece muchas opciones para cocinarlas.

Podemos cocinarlas al horno, rellenas o en laminitas, o inclusive hacerrnos un agua curativa para reducir el colesterol y bajar de peso. Las berenjenas nos brindan diferentes elecciones de cocción y conviene tenerlas todas en cuenta según cada necesidad. Puede que solo requieras beneficiarte de un vegetal nutritivo, o puede que quieras curar tu anemia o cuidar de tu salud hepática.

Hoy te recomendamos incluir de dos a tres berenjenas en tu dieta. A continuación te explicamos las razones.

1. El poder nutritivo de las berenjenas

• Son ricas en hierro, perfectas para cubrir la falta de este mineral en caso de que suframos anemia.
• Ees rica en potasio, magnesio, cobre, calcio y ácido fólico, perfectos además para fortalecer nuestros huesos.
• Si estás embarazada, no dudes en incluir berenjenas en tu dieta, ya que son muy beneficiosas para favorecer el correcto desarrollo del feto.

2. Berenjenas, protectoras para numerosas enfermedades

Este vegetal es uno de los más ricos en antioxidantes, como por ejemplo, la antocianina, además de vitamina E y los ácidos fenólicos, un cóctel natural para protegernos frente a los radicales libres y la incidencia de algunos tipos de cáncer.

3. Ideales para depurar el organismo

Gracias a su composición química, a sus enzimas y antioxidantes, la berenjena se alza como un remedio muy conveniente para erradicar toxinas y elementos nocivos que se almacenan en nuestro cuerpo debido a una mala alimentación o al sedentarismo.

Igualmente posee uno de los componentes llamados glicoalcaloides, los cuales nos van a ayudar a mejorar las funciones del hígado. Lo protegen y lo ayudan a eliminar químicos, toxinas y a producir más bilis. Además, es terapéutica para nuestra salud hepática.

4. Las berenjenas, protectoras de nuestro corazón

El consumo regular de berenjenas nos va ayudar a cuidar de nuestra salud cardíaca. Uno de los aspectos más notables y que ha sido objeto de estudio durante varios años es el hecho de que este vegetal es un gran antiangiogénico.

La angionénesis, es el crecimiento desmedido de nuevos vasos sanguíneos en el organismo, los cuales, pueden promover la aparición de tumores y de cáncer, además de úlceras diabéticas, enfermedades cardiovasculares.

Al incluir la berenjena en nuestra dieta, nos beneficiaremos de estas increíbles propiedades.

5. Las berenjenas, adecuadas en las dietas de pérdida de peso

La berenjena, o la ingesta de agua de berenjenas, es ideal en las dietas de adelgazamiento por las siguientes razones:

• Favorece la pérdida de grasa abdomina.
• Es diurética
• Depurativa
• Saciante
• Contiene muchos nutrientes y pocas calorías

Fuente: mejorconsalud

También puedes consultar: 

¿Cómo influyen las dietas en el amor?

Dietas basadas en un solo alimento tienen mayor efecto rebote

Comenta y se parte de nuestra comunidad