Los investigadores en el Instituto de Biomedicina de la Universidad de León (Ibiomed) de la Universidad Autónoma de Chihuahua (México) y la Universidad de Viçosa (Brasil) realizaron una revisión sistemática de la literatura científica para determinar los efectos de los suplementos antioxidantes en la reducción de dolor muscular retardado (DMT), que se conoce comúnmente como “rigidez”.

En un artículo publicado en la revista Nutrición del Hospital Ramón Candia Luján, José Antonio de Paz y Osvaldo Costa Moreira hizo un seguimiento bibliográfica en las principales bases de datos científicos acerca de los suplementos antioxidantes, en los últimos años, se han convertido en popular para contrarrestar los efectos de los radicales libres y los síntomas de daño muscular, incluyendo el DMT es.

Ibiomed investigador José Antonio de Paz DiCYT explica cómo el interés es profundizar en esta línea. “Desde el año 2000 en Ibiomed trabajamos con pacientes con EM, los ancianos, las personas con fibromialgia o insuficiencia renal, entre otros, para analizar cómo a través de la aptitud puede mejorar la calidad de vida y reducir la discapacidad de estos pacientes.”

En estos años de trabajo, los investigadores han encontrado que una de las cosas más importantes para entrenar en las personas con salud comprometida es la fuerza muscular. “Es necesario aumentar la masa muscular y aumentar la fuerza. Tejido muscular Hoy es considerado un órgano endocrino, y también tiene una función inmune. Por lo tanto, el entrenamiento de fuerza orientada no sólo aumenta la calidad de vida de las personas, pero funcionalmente mejorar produce beneficioso biológico, bioquímico y efectos hormonales “, dice.

Fuente: noticiasdelaciencia.com 

Comenta y se parte de nuestra comunidad