Sufrir de problemas circulatorios es preocupante; si la sangre no fluye bien en nuestro cuerpo podemos poseer graves consecuencias, desde várices hasta embolias, por solo nombrar algunas. Con el paso del tiempo, estamos más proclives a tener éste tipo de dificultades.

Los beneficios del ejercicio en el agua

• Pueden hacerlo personas de cualquier edad
• Ideal para embarazadas
• No es necesario saber nadar
• Menor riesgo de lesionarse
• Es divertido
• Puedes hacerlo en solitario o en compañía

Caminata en el agua

Ponte de pie y respira rítmicamente, realiza pasos continuos con tus brazos a ambos extremos, levantándolos y balanceándolos con fuerza, como si estuvieras haciendo una marcha tipo soldado. No te inquietes por la velocidad, dado que la resistencia generada por el agua te hará ir más lento. Hazlo durante dos minutos.

Dar saltos

Este entrenamiento requiere de práctica así es que si te cansas al hacerlo las primeras veces, ten paciencia, poco a poco podrás incrementar las series. Apoya las plantas de los pies en el fondo de la piscina e impúlsate hacia arriba (saltando) y subiendo los brazos extendidos sobre la cabeza, al mismo tiempo dirige los pies hacia un costado y vuelve a repetir el ejercicio, balanceando los pies hacia el otro costado. Realiza 10 repeticiones.

Bicicleta en el agua

Toma flotador de dos metros de largo y súbete a caballito, ahora ve de un extremo a otros de la piscina haciendo el movimiento de bicicleta, luego realiza el mismo movimiento pero hacia atrás. Posiciónate de costado en el borde de la piscina y apoya los pies en el fondo, tómate del borde con una mano para sostenerte y eleva una pierna y dibuja pequeños círculos con el pie. Hazlo 15 veces y repite con el otro pie.

Cuando culmines los ejercicios de aquagym, estira muy bien para que no te duelan los músculos. Dentro de la piscina puedes agarrarte del borde, apoyar tus piernas extendidas en la pared de la misma y estirar todo lo que puedas. Inmediatamente date la vuelta y tomate de los bordes pero en dirección contraria y apoya los pies en la pared para estirar nuevamente.

Con estos ejercicios de aquagym o aquafitness, podrás activar tu circulación de forma simple y eficaz.

Fuente: vivirsalud.imujer

También puedes consultar: 

Diez beneficios de la natación

Cinco ejercicios para quemar calorías y trabajar el cuerpo en la piscina

 

Comenta y se parte de nuestra comunidad