Si deseas adelgazar entonces es necesario que te decidas a cambiar las estructuras internas, que evitan avanzar en un proceso saludable, modificar los hábitos alimenticios y corregir conductas inadecuadas será lo que te lleva alcanzar ese peso que tanto deseas.
El primer paso es trabajar con la mente, admitir que una dieta puede ser molesta, pero que si te comprometes realmente con este régimen alimenticio, si comes controladamente, podrás disfrutar de los permisos. No hay dietas o planes nutricionales universales que sean apropiados para todos.

Tu mejor aliado
El nutricionista siempre será el encargado de ayudar a quienes los consulten a cambiar hábitos incorrectos, a establecer cuáles son los alimentos que no son apropiados, a modificar tu plan alimenticio de acuerdo con el momento en el cual te encuentres en la actualidad.
Las harinas, los azúcares refinados, todo lo industrializado es adictivo para muchos, pero no para todos. Por eso, si sabes elegir los alimentos y las proporciones, podrás comer rico y saludable aun eligiendo harinas, pero no las refinadas sino las integrales.

¡A comer pizza!
El plan alimenticio que se ofrece aquí incluye pizzas dos veces en la semana. La idea es que escojas una masa de harinas integrales, con rellenos saludables. Es posible que no sepas elegir esos ingredientes más sanos, básicamente los componentes deben ser reducidos en grasas. Por eso, no se le debe agregar aceite a la masa o hacerlo en muy baja proporción o solo sobre la cobertura.
Otro consejo consiste en emplear una masa que contenga harina integral y/o salvado (o incluso una parte de harina de soja) en lugar de harina blanca refinada en su totalidad.
Es preferible incluir quesos compactos magros, que sean de bajo tenor graso y elegir los ingredientes saludables como los vegetales, también los ricos en proteínas como pechuga de pollo, pescado y huevo; los cuales también brindan nutrición y sensación de plenitud.

Un menú para adelgazar con 2 días de pizza saludable
Este ejemplo es para quienes no tengan ninguna patología agregada. No es indicada para diabéticos, hipertensos y tampoco para embarazadas.

Día 1
Almuerzo: carne roja magra. Vegetales crudos y/o cocidos al vapor.
Cena: vegetales crudos y/o cocidos al vapor. 1 Papa hervida y fría en la ensalada.
Día 2
Almuerzo: vegetales crudos y/o cocidos al vapor.
Cena: ensalada verde. 2 porciones de pizza.
Día 3
Almuerzo: pescado sobre cebolla y tomate, o atún al natural. Vegetales crudos y/o cocidos al vapor. Arroz integral.
Cena: vegetales crudos y/o cocidos al vapor. 1 batata hervida y fría en la ensalada o polenta.
Día 4
Almuerzo: pollo sin piel. Vegetales crudos y/o cocidos al vapor.
Cena: vegetales crudos y/o cocidos al vapor. Maíz (puede ser en lata o hervido) o quínoa.
Día 5
Almuerzo: cerdo (pata trasera o carré). Vegetales crudos y/o cocidos al vapor. Batata.
Cena: vegetales crudos y/o cocidos al vapor. Legumbres (puedes reemplazar por una milanesa de soja casera).
Día 6
Almuerzo: pescado sobre cebolla y tomate. Vegetales crudos y/o cocidos al vapor.
Cena: fideos gruesos (pueden ser cintas), frescos o secos, cocidos al dente. Vegetales crudos y/o cocidos al vapor, mezclados con los fideos.
Día 7
Almuerzo: carne roja magra. Vegetales crudos y/o cocidos al vapor.
Cena: vegetales crudos y/o cocidos al vapor. Dos porciones de pizza

Fuente: Clarín
También puedes consultar:

Pizza integral vegetariana

15 dietas saludables

Comenta y se parte de nuestra comunidad