Los requerimientos nutricionales de los pacientes renales varían según la intensidad de la insuficiencia renal y la pérdida renal o extrarrenal de proteínas. Las restricciones dietéticas están encaminadas a controlar los síntomas de la toxicidad ureica y evitar las alteraciones homeostásicas del agua y los electrolitos, y prevenir la aparición de osteodistrofia renal. A medida que la insuficiencia renal progresa, el paciente también tiende a presentar desnutrición calórica-proteica y requiere suplementos dietéticos.

Desnutrición calórico-proteica
Los pacientes con insuficiencia renal avanzada tienen el riesgo de padecer desnutrición debido a los síntomas de uremia (anorexia, vómito, alteraciones del gusto o disglucia) que se añaden a la gran restricción dietética, la mala absorción intestinal y la proteinuria. Estos síntomas conducen a la hipoalbumenia, alteración de los perfiles séricos de aminoácidos y reducción de las reservas, proteínas, grasas y la función de los leucocitos. La prescripción de una dieta adecuada y el inicio de la diálisis no son medidas suficientes para corregir todas estas deficiencias. Es necesaria la participación de un nutricionista.

Fuente: www.listindiario.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad