En el estudio, publicado en la revista Cell Metabolism, los investigadores analizaron la eficacia del ayuno periódico sobre los factores relacionados con el envejecimiento en ratones y seres humanos.
Los resultados obtenidos mostraron que, ocasionalmente, reducir las calorías mejora la salud, sobre todo en aquellas zonas que suelen empeorar con la edad.
En el estudio de ratones, los investigadores decidieron ofrecerles una dieta baja en calorías de cuatro días que imita al ayuno y encontraron una clara mejoría en su metabolismo, una disminución de la masa ósea, la función cognitiva mejorada, reducción de la incidencia de cáncer y una longevidad extendida.
Los seres humanos fueron sometidos a tres ciclos mensuales, con una dieta de cinco días que imita el ayuno, luego de aplicado este plan alimenticio, los investigadores observaron una caída en los factores de riesgo relacionados con el envejecimiento, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.
El objetivo de la dieta es que los individuos consuman menos calorías, entre un 34 y 54% de su consumo normal. Para los seres humanos la dieta diaria estaría compuesta entre unas 750 y 1.050 calorías por día, con cantidades muy específicas de proteínas, grasas, carbohidratos y micronutrientes.
«Se parece a una dieta basada en verduras bajas en calorías, pero, de hecho, está diseñada para activar las células madre y desencadenar efectos regenerativos y cambios beneficiosos en muchos factores de riesgo para el envejecimiento y las enfermedades», dice el autor del estudio Valter Longo , director del Instituto de Longevidad USC.
La dieta también disminuyó la cantidad de la hormona de crecimiento IGF-1, importante para el desarrollo temprano, pero también demostró que sirve para estimular el rápido envejecimiento.

Fuente: La Razón
También puedes consultar:

10 Errores que te harán engordar

Cinco mitos en nutrición que fueron desmentidos

Comenta y se parte de nuestra comunidad