Intimidación, agresiones, amenazas, exclusión… El acoso escolar o bullying afecta a uno de cada diez estudiantes de Secundaria y Bachillerato y aún son múltiples las dudas sobre cómo actuar en cada uno de los casos.

Psicólogos de la Educación de las universidades de Córdoba y de Sevilla recomiendan a los profesores una gestión del aula que potencie las capacidades de los alumnos para reconocer las emociones propias y las de los demás, consideran que así podrán dar una respuesta adecuada a situaciones de violencia.

En su estudio, elaborado sobre una muestra de 2.800 estudiantes andaluces de 11 a 21 años, demuestran que la inteligencia emocional puede servir de “caparazón protector ante la agresión”. A los estudiantes se les pidió que rellenaran un cuestionario anónimo indicando si eran agresores o víctimas, si habían sido golpeados o insultados, si había sido de forma reiterada, e incluso se les preguntó sobre sus reacciones y qué evaluación hacían de la gestión de la clase por parte de los profesores.

Pero, ¿qué es la inteligencia emocional?

Tal y como definen los autores del estudio, la inteligencia emocional es “la capacidad de un individuo para reconocer las emociones propias y de los demás, regular estas emociones y el tipo de respuestas que da”, según recoge un comunicado de la Universidad de Córdoba. Dar un beso o un abrazo es una demostración de sentimientos y, por lo tanto, de inteligencia emocional. En el estudio, publicado en British Journal of Educational Psychology, se pone de manifiesto además que disponer de poca inteligencia emocional o tenerla muy desarrollada influye en tener o no una actitud proclive para ser víctima de acoso escolar.

El papel fundamental del profesor

Para José Antonio Casas, profesor del Departamento de Psicología de la Universidad de Córdoba, “la labor del profesor no se circunscribe a enseñar una materia, sino que también debe motivar una serie de habilidades sociales, de comportamiento y de autoconocimiento entre sus alumnos”. Por eso considera imprescindible “cultivar unas buenas habilidades en cuanto a responder y regular emociones de todo tipo” puesto que ayuda a proteger del acoso escolar.

Fuente: www.aprendemas.com 

Comenta y se parte de nuestra comunidad