Según un estudio publicado en Journal of Marketing Research, las personas que se preocupan por su peso y   consumen alimentos «fitness», como las barras de cereales, tienden a hacer menos ejercicios.

Señalan los autores del estudio que, «marcar un producto como ‘fit’ aumenta el consumo de aquellos que tratan de cuidar su peso», pero «estos consumidores también reducen su actividad física, aparentemente viendo la comida ‘fit’ como un sustituto del ejercicio».

Para llegar a esta conclusión , los investigadores dieron a los participantes del estudio distintas meriendas con las etiquetas»fitness». Los voluntarios escogieron una merienda como si estuvieran en su casa, y se les dio ocho minutos para probarla y evaluarla. Por otra parte, se les indicó que se subieran  en una bicicleta estacionaria después de comer la merienda seleccionada.

Los científicos observaron que los participantes que estaban especialmente focalizados en su peso comieron más de la merienda con la etiqueta «fitness», pero decidió gastar menos energía mientras hacía ejercicio.

Con base en estos resultados, concluyeron que la publicidad debe recordar a los consumidores que el ejercicio en sí es requerido para estar en forma y perder peso.

Fuente: http://espanol.upi.com/

También puedes consultar:

Comenta y se parte de nuestra comunidad